Las pistolas de clavos son una forma eficiente de terminar un trabajo. Son mucho mejores que los martillos para terminar proyectos sobre la hora.

También, las pistolas de clavos pueden ser peligrosas. Pueden disparar clavos hacia arriba a 150 pies por segundo. Solo se necesita un pequeño error, o un fallo leve, para convertir un trabajo bien terminado en una discapacidad permanente.

Los errores humanos contribuyen en gran parte a muchos de los accidentes con pistolas de clavos.

Esta guía que fue creado por nuestros abogados de accidentes con pistolas de clavos le ayudará a identificar las prácticas más comunes que ocasionan este tipo de lesiones. Al analizar las cifras de una gran variedad de accidentes con pistolas de clavos, se vuelve claro que muchas de las lesiones podrían haber sido prevenidas muy fácilmente.

¿Qué se interpone entre usted y la seguridad? En una sola palabra: negligencia, cuando los fabricantes de pistolas de clavos y otros trabajadores no cumplen su parte.

¿Qué Ocasiona los Accidentes de Pistolas de Clavos?

Cada año, casi 37 000 personas van a las salas de emergencia con lesiones por pistolas de clavo. El 68 % son profesionales de la construcción. Los accidentes con pistolas de clavos ocurren de las siguientes maneras (y esto es lo que podemos hacer para evitarlos):

Disparo Accidental

La mayoría de los accidentes con pistolas de clavos tienen algo en común: disparos accidentales. Es un problema muy grave en las obras en construcción de todo el país, y una fuente considerable de riesgo. Un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill investigó específicamente los accidentes entre trabajadores de la construcción y descubrió que los disparos accidentales son la causa del 68.6 % de los accidentes con pistolas de clavos. Muchos investigadores toman estos resultados como indicador de algo muy claro: las pistolas de clavos todavía no son lo suficientemente seguras. Los investigadores han propuesto solucione serias durante años, como prohibir las pistolas de clavo por contacto. Hasta el momento, las regulaciones federales que protegerían a los carpinteros y a los consumidores no han tenido mucho apoyo en el Congreso. La presión de grupos y contratistas de la industria ha bloqueado los esfuerzos de los defensores de la seguridad del trabajador. En el corto plazo, depende de los trabajadores y los consumidores aprender a usar las herramientas y adaptar conductas de seguridad apropiadas. La cuestión es que ningún disparo accidental es el mismo. De hecho, hay muchas razones diferentes por las cuales una pistola de clavo podría dispararse cuando usted menos lo espera.

1. “Golpes” No Intencionales

Las pistolas de clavos más modernas tienen dos gatillos separados. Los dos gatillos deben ser apretados para que la pistola se dispare. Los disparadores secuenciales lo obligan a apretar estos gatillos en cierto orden para eliminar el peligro de descargas involuntarias. Pero los gatillos por contacto, como dijimos antes, no tienen esta medida. Puede sostener el gatillo manual de manera continua y “golpear” la punta de la pistola para disparar un clavo cada vez.

Aunque este diseño aumenta la productividad de trabajo, no ayuda para nada con la seguridad. El estudio de la UNC descubrió que el 20 % de todos los accidentes con pistolas de clavos fue ocasionado por un contacto accidental con el gatillo de la pistola. Algunos de estos accidentes podrían deberse a descuidos. Los trabajadores suelen caminar con sus dedos en el gatillo, incluso cuando no están usando las pistolas. Si se golpean contra algo, incluyendo el cuerpo de un colega, la pistola podría dispararse. La verdad es que esto no es tan común como usted podría pensar.

Un sorprendente 19 % de los accidentes por contacto involuntario ocurren después de otro tipo de accidente: los de resbalón y caída. Como tienen el dedo sobre el gatillo, los trabajadores pueden golpear el contacto contra cualquier superficie o incluso contra sus cuerpos al caer al piso. Los clavos salen volando y ahí es cuando ocurren los accidentes.

2. Doble Disparo: El Peligro de los Culatazos

Con todo el poder reprimido, es comprensible que las pistolas de clavos sean tan potentes que se sacuden violentamente después de cada disparo. Por desgracia, todos tenemos la tendencia de compensar por el culatazo presionando la pistola hacia el sitio de trabajo. Pero si la presión es demasiado, el mecanismo de disparo puede activarse y disparar otro clavo. Como nadie espera este segundo disparo, casi nunca termina donde debería.

En más del 20 % de las lesiones por pistolas de clavos, esta clase de disparo, el disparo doble, es la causa principal. Pero el problema no se limita a disparadores de contacto. Los ingenieros mecánicos descubrieron que el ciclo de las pistolas de clavos es demasiado rápido, mucho más rápido que el tiempo humano de reacción. Cuando ocurre un culatazo, no hay tiempo para quitar el dedo del gatillo para evitar los disparos dobles. Estos resultados han hecho que muchos estudiosos concluyan que las pistolas de contacto, que no tienen mecanismo integrado para evitar los disparos fallidos, son más peligrosas de lo que deberían. Este tipo de accidentes se deben a un mal, y posiblemente negligente, diseño.

3. Desactivar el Mecanismo de Seguridad

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) “prohíbe estrictamente” alterar las funciones de seguridad de cualquier pistola de clavos. Esto incluye quitar el resorte de la punta de contacto de la pistola o fijar el disparo manual. Estas prácticas aumentan dramáticamente el riesgo de disparos involuntarios. No hay ninguna razón buena para desactivar los dispositivos de seguridad. Además, es un crimen.

4. Defectos en Pistolas de Clavos: ¿Fue Negligencia del Fabricante?

Las tres causas anteriores de accidentes con pistolas de clavos se deben a errores humanos. Algunas eran inocentes y otras no tanto. En muchos casos, no es culpa del operador, sino de la pistola de clavos. Los productos defectuosos siempre traen problemas, pero nunca tanto como en productos que ya son intrínsecamente peligrosos. Recientemente, el conglomerado japonés Hitachi retiró del mercado alrededor de 25 000 pistolas “por riesgos de lesiones”. Los modelos de pistolas de clavos afectados son NR83A2(Y) y NR83A3.

De acuerdo con la página oficial de Hitachi Power Tools, las pistolas “pueden atascarse y anular el interruptor de seguridad que evita que se disparen más de un clavo por vez”. No hay ninguna lesión oficialmente reportada en relación con el error de Hitachi, pero las víctimas podrían tener derecho a recibir una compensación.

Clavos Disparados: Rebotes de Clavos y Fallos en el Disparo

Los clavos disparados al aire representan el 41 % de todas las lesiones por pistolas de clavo, según el estudio de la UNC. En la mayoría de estos accidentes, los clavos no dieron en el blanco o rebotaron.

Los fallos en el disparo suelen deberse a un alineamiento incorrecto: los trabajadores no revisan su posición de manera adecuada. Estos accidentes pueden ser ocasionados por negligencia. Cualquier trabajador lesionado de esta manera debe contactar a un abogado experimentado de lesiones personales de inmediato.

Los clavos pueden rebotar por muchas razones. En el 4 % de las lesiones, los clavos dieron contra nudos duros y rebotaron. Otros casos incluían disparos dobles, en donde el segundo clavo pegaba justo en el primero y rebotaba.

Posiciones Incómodas

Los accidentes con pistolas de clavos son muy comunes entre carpinteros residenciales, en especial durante la etapa de revestimiento y estructura en la construcción de un edificio. No es difícil darse cuenta por qué: las pistolas de clavos para marcos son más poderosas que otras y los trabajos de enmarcado requieren más clavos que otras tareas.

Pero el enmarcado también requiere que los trabajadores asuman posiciones incómodas para clavar los clavos en esquinas y ángulos difíciles. Los enmarcadores deben tener especial cuidado en las siguientes circunstancias:

  • clavar algo sobre sus cabezas;
  • clavar algo cerca de sus pies;
  • clavar algo en espacios estrechos;
  • usar una pistola de clavos en escaleras.

La Negligencia en Lesiones con Pistolas de Clavos

La mayoría de los lugares de trabajo tienen mucha gente. Entre arquitectos, ingenieros y obreros que intentan terminar el proyecto de manera oportuna, algunas tareas se apresuran más que otras. Cuando se acerca la fecha límite y se toman atajos, la seguridad puede quedar de lado. La negligencia ocurre cuando dejamos de prestar atención y no tomamos las medidas necesarias para evitar accidentes.

Por desgracia, la negligencia puede ocasionar graves lesiones, en especial con pistolas de clavos.

Aunque las leyes de compensación laboral evitan que los obreros demanden a sus empleadores, muchas lesiones con pistolas de clavos son causadas por la negligencia de los contratistas y los subcontratistas. Las víctimas de accidentes con pistolas de clavos pueden tener derecho a recibir una compensación con una demanda por lesión personal.

Contacte a un Abogado de Accidente con Pistola de Clavos

¿Se lesionó por un accidente con una pistola de clavo? ¿Sufrió una lesión por la negligencia de otro obrero o por una pistola de clavos defectuosa?

Una demanda de lesión personal puede permitirle buscar compensación por los perjuicios, gastos médicos y salarios perdidos, así como por los “daños no económicos”, como el dolor y el sufrimiento. Los abogados de lesión personal en Banville Law pueden ayudarle. Nuestro enfoque está en su recuperación completa. Además de eso, también queremos asegurar su futuro bienestar.

Contacte a nuestros abogados de lesiones con pistolas de clavos hoy mismo para una consulta gratuita. Analizaremos su caso y le ofreceremos asistencia para que tome la mejor decisión en su caso. No lo dude más. Nuestros servicios legales son con honorarios por contingencia: no nos paga nada a menos de que ganemos su caso.

Llame al 917-765-7480 o llene nuestro formulario en línea aquí.

NailGun Lawyer
Revisado por Guillermo H., el .
Muy recomendable esta firma de abogados. Los abogados me ayudaron ganar mi caso."
Rating: 5.0 ★★★★★